martes, 19 de julio de 2016

Federal court orders Alabama seafood company to cease production due to food safety violations

Violations of the seafood Hazard Analysis and Critical Control Point (HACCP) and of Current Good Manufacturing Practice regulations for foods.
On Tuesday, July 5, 2016, the U.S. District Court for the Southern District of Alabama entered a consent decree of permanent injunction between the United States and BEK Catering LLC. The business, owned by Billy B. Stembridge, Jr. and Kyle D. Huxen, operates as Floppers Foods selling ready-to-eat seafood products and is based in Daphne, Alabama.

The consent decree was sought after the U.S. Food and Drug Administration documented serious violations of the seafood Hazard Analysis and Critical Control Point (HACCP) and of Current Good Manufacturing Practice regulations for foods. The consent decree prohibits BEK Catering, LLC, from receiving, processing, manufacturing, preparing, packing, holding or distributing food until it comes into compliance with FDA requirements.

The FDA conducted multiple inspections between September 2011 and April 2015. FDA investigators observed repeated deviations from HACCP requirements. The seafood HACCP regulations are intended to ensure the safety of fish and fishery products, and they prescribe a set of requirements that must be followed by seafood processors. Under these regulations, processors must conduct, or have conducted for them, hazard analyses to identify any food safety hazards that are reasonably likely to occur during processing of each type of seafood.

“When a company fails to provide an adequate plan for preventing food safety hazards from occurring in their facility, they are putting the public at risk,” said Melinda K. Plaisier, the FDA’s associate commissioner for regulatory affairs. “It is the job of the FDA to oversee that seafood businesses have adequate controls in place for the products they produce. When adequate preventive controls are not in place, we must take action to prevent potentially harmful food from entering the food supply.”

The company will not be permitted to operate until they are compliant with federal food regulations. As part of the consent decree, the owners represented that they are no longer processing fish and fishery products. In order to resume seafood processing operations, BEK Catering LLC must notify FDA in writing 90 days in advance, comply with remedial measures specified in the decree and be subject to 

FDA inspection, along with other requirements. Some of those requirements include hiring an independent HACCP expert who is qualified to determine whether the company’s methods, processes and controls comply with regulations, conducting an employee training program and notifying the FDA in writing of its HACCP plans. The company must also destroy, under FDA supervision, all seafood products in their custody.



martes, 12 de julio de 2016

Uso de fagos logra reducir la presencia de Salmonella en un 90% en los productos Cárnicos

Bacteriófagos Myoviridae efectivo en el control de Salmonella:
La Universidad Nevada ha estado realizando investigaciones con bacteriófagos para desarrollar un método que sea capaz de disminuir o eliminar a Salmonella en la carne y productos cárnicos de pollo, cerdo y vacuno.
Amilton de Mello, Profesor Asistente de la Facultad de Agricultura, Biotecnología y de Recursos Naturales de la Universidad de Nevada, es el responsable de ésta investigación. Él junto a su equipo afirman que están muy motivados y contentos con los resultados obtenidos ya que lograron reducir en un 90%  Salmonella en carne picada de pollo, cerdo y vacuno, lo cual implica un gran avance en la industria alimentaria.
En este estudio, De Mello y su equipo contaminaron distintas muestras de carnes con el patógeno Salmonella y antes de someterlas a proceso de molienda, aplicaron el bacteriófago Myoviridae durante la mezcla de carnes, con la finalidad que invadieran las células bacterianas.
En la carne picada observaron una disminución de hasta 10 veces de Salmonella lo que confirma que es un método es útil y satisfactorio y que podrían ser puesto en marcha por parte de la Industria Cárnica para incrementar la inocuidad y calidad de estos productos.
¿Qué son los Bacteriófagos? Los bacteriófagos o fagos son virus que necesitan la presencia de células activas para multiplicarse, en éste caso parasitan en forma específica una bacteria huésped donde se multiplican. Estos fagos al invadir la célula bacteriana se replican y encapsulan generando la lisis de la membrana celular bacteriana y como consecuencia la muerte de ella. Son microorganismos abundantes y ubicuos, se encuentran en grandes cantidades en el medio ambiente (tierra, agua y mar), además tiene la ventaja que no son dañinos para el hombre, plantas y animales.
Gracias a sus características y a la capacidad que tienen para “matar” a las bacterias patógenas, los fagos podrían ser usados en el control de la contaminación de productos cárnicos, demostrando ser un método bastante efectivo.



Aporte de: Pamela Rivera Gómez.

lunes, 11 de julio de 2016

Deteccion rápida de Salmonella en la cadena de producción de alimentos

Piper para la detección rápida de patógenos de alimentos.
Una compañía de Connecticut ha reportado una inversión de más de 12 millones de dólares en capital para el desarrollo y perfeccionamiento de tecnologías que permitan la detección rápida y eficiente de patógenos alimentarios que se encuentran en la cadena productora de alimentos. Un ejemplo de lo anterior, es la necesaria detección de Salmonella que suele ser encontrada contaminando alimentos de origen animal como pollo, huevos, leche, carne de vacuno.
Ancera Inc., establecido en Branford, planea lanzar durante el verano norteamericano un pequeño instrumento llamado Piper que ayuda a identificar la presencia de patógenos sobre los productos agricolas, las aves de corral y otros alimentos.
Según indica el CEO y fundador de la compañía Arjun Ganesa, este dispositivo esta diseñado para ayudar al personal encargado de la asistencia de control de calidad sin la necesidad de que sean expertos en microbiología, permitiéndoles determinar si existe contaminacion por éste agente en los distintos puntos de la cadena producctiva. De esta forma, Ganesa hace enfasis en que la misión de Ancer Inc. es prevenir la propagación de agentes contaminantes, como Salmonella, transmitidos en los alimentos y que generan las ETAs.
La principal ventaja que posee Piper es su capacidad de detección y cuantificación de Salmonella a partir de una muestra de alimento, en un margen de tiempo estimado de una a ocho horas. Por el contrario, generalmente las pruebas de detección clásicas requieren que a partir de la muestra se realice un cultivo bacteriano en agar para la posterior cuantificación de los niveles del patógeno. Este proceso se lleva a cabo dentro de un laboratorio que no se encuentra en las intalaciones de la empresa y el proceso demora alrededor de 30-50 horas, o incluso más.
Ganesa señala que el enfoque de su compañía es perfeccionar este dispositivo a distintos tipos de microorganismos que frecuentemente contaminan productos alimentarios. De esta forma, a partir de una muestras que será posicionada sobre un sensor/identificador del patógeno permitirá una toma fotográfica del microorganismo, para la determinación del número de células del microorganismo en la muestra. Por lo tanto, no sería necesario esperar un cultivo celular para determinar el número de células propias del microorganismo.
Adicionalmente, es necesario destacar que el uso de este dispositivo no requiere de la destrucción celular de la muestra a analizar, en contraste con los otros métodos clásicos que realizan una lisis celular para obtener el material genético que servirá en la identificación del patógeno.
A futuro, Ancera planea invertir en nuevos fondos para el desarrollo e investigación de la adaptación del dispositivo, que permitirá la detección de E. coli en aves de corral y en otros productos alimenticios.
En adición, la unión de Ancera con Packers Sanitation Services (PSSI que ofrece servicios de limpiesa y sanitizacion a productores de alimentos) y Metabiota (que realiza analisis y evaluación de riesgo para compañias y agencias gubernamentales relacionadas a amenazas biológicas) permitirán dar a conocer a Piper y su aplicación como una nueva herramienta de innovación en el área de la inocuidad alimentaria.

Aporte: Karina Tralma


jueves, 7 de julio de 2016

Comisión del Codex Alimentarius: 27 - 30 de junio de 2016

Actualización sobre las decisiones tomadas en el 39º período de sesiones de la Comisión del Codex Alimentarius
Revisión futura de los Principios generales de higiene de los alimentos
ACORDADO 28 de junio de 2016.

Los Principios generales de higiene de los alimentos (PGH) y su Anexo: Análisis de peligros y puntos críticos de control (HACCP) y directrices para su aplicación ofrecen a los operarios de empresas alimentarias en todo el mundo una base para producir alimentos inocuos y aptos para el consumo. Desde sus inicios en la década de 1970, el HACCP se ha convertido en el sistema universal para el control de la inocuidad alimentaria, en el que se basan la mayoría de los sistemas regulatorios de control alimentario y las normas internacionales de inocuidad alimentaria (por ej. ISO 22000). El HACCP -o enfoques similares para identificar los peligros y establecer controles para evitarlos- se han utilizado también como orientación sobre la inocuidad de los piensos y el agua potable. Mientras que los actuales PGH siguen siendo en gran medida pertinentes, la Comisión del Codex Alimentarius ha acordado iniciar una revisión del texto existente -incluido su anexo sobre el sistema HACCP- con el objetivo de ampliar el alcance de los PGH, hacer que sean más fáciles de usar e incorporar los últimos avances en gestión de la inocuidad alimentaria.
Enlaces:

Documentos relevantes del Codex (párrafos 45c y Apéndice V.
Valores de referencia de nutrientes para el etiquetado nutricional
ACORDADO 28 de junio de 2016La carencia de vitaminas y minerales en la dieta de una persona puede tener graves consecuencias para la salud. Por ejemplo, la carencia de vitamina A puede causar ceguera y aumentar el riesgo de enfermedad y muerte por infecciones severas. Entre los alimentos ricos en vitamina A figuran huevos, leche, hígado, hortalizas de color amarillo y naranja y verduras de hoja verde. Otro ejemplo es la carencia de hierro,-el trastorno nutricional más extendido en el mundo. La falta de hierro puede causar anemia (nivel más bajo que el normal de glóbulos rojos), que impide que el cuerpo reciba la cantidad de oxígeno que necesita. La anemia por carencia de hierro puede conducir a complicaciones del embarazo y retrasos en el crecimiento y desarrollo en bebés y niños. Los alimentos ricos en hierro son: carnes, mariscos, y algunas verduras de hoja verde. La Comisión del Codex Alimentarius ha adoptado valores de referencia de nutrientes para el cobre, hierro, magnesio, fósforo y vitamina A, que se incluirán en sus Directrices sobre etiquetado nutricional.
Source: http://www.fao.org/news/story/es/item/421342/icode/

Contaminantes generados tras el procesado de aceites vegetales y otros alimentos

Aceites dañinos para la salud
Los contaminantes derivados del glicerol encontrados en el procesado  del aceite de palma, también se  identificaron  en  aceites vegetales, margarinas y algunos alimentos procesados, lo  que ha generado preocupación respecto de  los potenciales problemas de salud en todos  quienes los consumen, principalmente en aquellos consumidores de menor edad y los de alto consumo de estos alimentos . La EFSA ha informado sobre los riesgos en la salud por la formación de  sustancias contaminantes correspondientes a esteres de glicidilo de ácidos grasos (EG), 3- monocloropropanodiol (3-MCPD) ,2 monocloropropanodiol (2-MCPD) y sus esteres de ácidos grasos, que se generan durante el procesamiento de los alimentos, particularmente, en el refinamiento de los aceites vegetales.
Con respecto a los esteres de gicidilo de ácidos grasos, el panel de expertos en contaminantes en la Cadena Alimentaria de la EFSA representado a través de su directora, ha mencionado que existe evidencia científica de que  la existencia de un alto riesgo de toxicidad de los EG luego de su ingesta debido a que estos se convertirían en Gicidol, un compuesto genotóxico y carcinogénico.
Al evaluar la presencia de este tipo de sustancias, las cuales se encuentran involuntariamente presentes en la cadena alimentaria, EFSA ha calculado un margen de exposición adecuado para los consumidores. Sin embargo, hasta la fecha no se ha fijado un nivel seguro de consumo de estos compuestos en los alimentos.
En relación a la exposición al 3-MCPD, se ha fijado la ingesta diaria tolerable del 3-MCPD y sus esteres de ácidos grasos, la cual corresponde a 0.8 microgramos por kg de peso al día. Esto ha sido basado en las evidencias estudiadas en modelos animales donde se vincula esta sustancia al daño de órganos.
Respecto del nivel de 2-MCPD, la información toxicológica es muy limitada  para establecer un nivel seguro de ingesta de este compuesto.
La preocupación de los expertos reside en los alimentos de consumo infantil donde profesionales del área han mencionado que los niños que consumen fórmulas y/o otros alimentos procesados, como los dulces y margarinas, están expuestos a altas cantidades de EG lo que traería graves consecuencias en su salud en la etapa adulta.
Una revisión científica realizada por el panel  de la EFSA reveló que  la reducción de los niveles de EG en aceite de palma y grasas, debido a medidas voluntarias los productores de estos alimentos, contribuyó beneficiosamente a una disminución importante en la exposición de los consumidores a este tipo de sustancias.
Finalmente, la información sobre los riesgos de estos contaminantes será entregada a los encargados de riesgos de la Comisión Europea y a quienes regulan la inocuidad en la Unión Europea. Posteriormente, éstos tomarán en cuenta la información científica proporcionada por la EFSA con el objetivo manejar los riesgos potenciales de la salud del consumidor en relación estos contaminantes. En pos de mejorar el conocimiento sobre el tema, el panel seguirá investigando la toxicidad y la exposición a estas sustancias a través de los alimentos.

Aporte por: Ailynne Sepúlveda González.

martes, 5 de julio de 2016

Brote multiestatal de Shiga toxina producida por la infección de Escherichia coli O121 vinculada a harina

Un nuevo brote asociado a harina se está investigando en USA
El CDC en conjunto con la FDA están estudiando el brote de Shiga toxina producida por la infección de Escherichia coli O121 (STEC O121), hasta el 1 de julio, se han identificado 42 personas infectadas en 21 estados, se reportaron 11 hospitalizaciones y ninguna muerte asociada, no se reportó personas con síndrome urémico hemolítico, un tipo de insuficiencia renal que está relacionado con este tipo de infección. Los investigadores están empleando la técnica de electroforesis de campo pulsado (PFGE) y la secuenciación del genoma completo (WSG) a través de la red nacional de laboratorios PulseNet, que conecta los casos de enfermedades transmitidas por alimentos para detectar brotes, mediante el fingerprinting (detección del microorganismo a partir de patrones específicos del ADN).

Se presume que la harina producida por General Mills de Kansas, Missouri, es la matriz asociada al brote, debido a un reporte de la empresa del 31 de mayo del 2016, indicando una posible contaminación con E. coli. La medida tomada por la empresa fue retirar del mercado los lotes que pudieran estar implicados, sin embargo algunos ya se habían vendido por todo el país. Todas las personas fueron interrogadas respecto a lo consumido en la semana antes del incidente, el 76% (16 de 21 personas) afirmó haber usado harina en la preparación de alimentos en su casa. El 41% (9 de 22 personas) afirmó haber comido o probado masa o pasta cruda elaborada en el hogar. El 55% (12 de 22 personas) usaron harina Gold Medal, y 3 personas reportaron haber comido pastas crudas en restaurantes. 

También se determinó mediante una investigación epidemiológica que existe relación entre la infección STEC O121 y las personas que usaron la harina en casa para cocinar. Además, se recolectó información de las personas afectadas que estuvieron expuestas a masa cruda en restaurantes y se encontró que la harina utilizada fue producida en la misma semana de noviembre 2015 en Kansas, Missouri por la marca de harina Gold Medal. General Mills tuvo que retirar varios tamaños y variedades de la harina como Gold Medal Flour, Gold Medal Wondra y productos alimenticios hechos con harina porque podrían estar contaminados con E. coli O121. El CDC recomendó a los consumidores, restaurantes y vendedores no usar, servir o vender esta harina. La investigación respecto a este brote aún no ha terminado y el CDC y organizaciones de salud pública continúan identificando casos de personas afectadas.

Aporte: Leonela Diaz

lunes, 4 de julio de 2016

Micro y nanoplásticos, un problema emergente en alimentos

El desecho de plástico en el mar es un problema para nuestra salud
Recientemente la Autoridad Europea de Inocuidad Alimentaria (EFSA), ha solicitado tomar atención en un asunto que viene pisándonos los talones hace bastantes años. Según la Organización de las Naciones Unidas, se estima que cada milla cuadrada de océano contiene un promedio de 46 mil trozos de plástico. En el Océano Pacífico existe una cantidad tal que podría cubrir dos veces el área que ocupa Estados Unidos. Pero no se trata solo de plástico flotando en el mar, los componentes degradados del plástico se están convirtiendo en el alimento de los animales marítimos, y en consecuencia, terminará en nuestros platos.
Desde la década de 1970 se crearon los primeros informes sobre pequeñas partículas y fragmentos de plásticos en el océano, pero desde los años 2000 se ha introducido el término “microplásticos”, éste se utiliza para describir las partículas de plástico con un límite superior de tamaño de 5 mm. El peligro químico de estas partículas se enfoca en su capacidad de acumular Bifenilos Policlorados (PCB) e Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (HAP) y también puede haber residuos de Bisfenol A (BPA). Además se ha declarado la existencia de nanoplásticos, partículas que llegan a medir entre 0,1 micras o 1 a 100 nanómetros, éstas son originadas a partir de material de ingeniería o por la fragmentación de los MP.
Tras el reconocimiento de este problema emergente, la EFSA a través de la Comisión Técnica de Contaminantes de la Cadena Alimentaria (CONTAM), publicó una declaración sobre los MP y NP en los alimentos. Según este informe existe evidencia de que los MP se pueden transferir a distintos niveles tróficos. Se registró concentraciones altas de MP en el estómago e intestinos de peces, pero dado que las vísceras no son consumidas no existe exposición. Pero, según la declaración de CONTAM, los MP pueden llegar a alimentos de origen terrestre, ya que en la producción de aves de corral y cría de cerdos se utiliza la harina de pescado. Volviendo a alimentos de origen marino, se hallaron partículas en moluscos bivalvos (como ostras y mejillones), dado que nos alimentamos de sus tractos digestivos estamos expuestos a estas partículas de plástico. Según el Dr. Peter Hollman, miembro del grupo de trabajo que cooperó en el desarrollo de la declaración sobre MP y NP en los alimentos, estima que 225 gramos de mejillones podrían contener 7 microgramos de MP.
Chile posee una extensa franja de mar que rodea nuestras costas y, considerando que hasta el año 2014 se estimó un consumo de 22 kilos de productos pesqueros por habitante al año, es relevante responder al llamado de la EFSA de aumentar la investigación sobre contaminantes generados por nuestros residuos plásticos que ya se encuentran presentes en la cadena alimentaria. Cabe destacar que debemos generar consciencia sobre el impacto ambiental que provoca nuestra falta de rechazo, reciclaje, reducción y/o reutilización de materiales como el plástico que ya invade nuestras materias primas.

Aporte: Patricia Madrid Montt



viernes, 1 de julio de 2016

América Latina y el Caribe buscan reducir el riesgo de desastre en la agricultura y la Inocuidad alimentaria.

Entre 2003 y 2014 el costo de los desastres naturales en la región alcanzó USD 34.300 millones, afectando a 67 millones de personas.
Ministros y altas autoridades de los países de la región se  reunieron en Paraguay desde el 8 al 9 de junio del presente año para avanzar en la implementación del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030.
Dentro del marco de esta reunión, se realizo un evento paralelo el cual busca adoptar una estrategia regional de gestión de riesgos de desastres para el sector agrícola y para la seguridad alimentaria, que se enmarca en el “Plan de  Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre 2025” de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC.
 A través de programas de gestión de riesgo y sistemas de alerta temprana, se busca tener una atención apropiada de desastres de origen socio-naturales que puedan afectar la disponibilidad de alimentos en la región.
“La meta para nuestra región es lograr sistemas productivos más resilientes, más productivos y eficientes, que preserven la base productiva de los recursos naturales y tengan la capacidad de soportar riesgos y choques” señaló Jorge Meza, encargado de la Iniciativa Regional de la FAO enfocada en la gestión de riesgo de desastres.
Según la FAO un 70% de las emergencias corresponde a desastres vinculados al clima y entre el 2003 y 2014 el costo alcanzo USD 34.300 millones, una cuarta parte de las pérdidas a nivel global, afectando a cerca de 67 millones de personas.
Según el Índice de riesgo climático global publicado en 2016, tres de los cinco países con mayor riesgo están en América Latina y el Caribe.
Según la FAO, entre el 2003 y el 2013 el sector agrícola de los países de América Latina y el Caribe sufrió 16 % de los daños y pérdidas causadas por desastres y dentro de este mismo el 71% de los efectos afecto a los cultivos, el 13% a los bosques, el 10% a la ganadería y el 6% a la pesca, lo cual hace que el impacto económico sea devastador para este sector.
A través de la gestión de riesgos de desastres, el uso sostenible de los recursos naturales y la adaptación al cambio climático la FAO apoya a los países y trabaja mejorando estos sistemas nacionales de gestión de riesgo que afectan la seguridad alimentaria en los países del Consejo Agropecuario del Sur, potenciando la cooperación Sur-Sur entre Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay y así lograr que los países de la región logren fortalecer su seguridad alimentaria.
Aporte: Bárbara Palma Meza.

miércoles, 29 de junio de 2016

Chile y Rusia conectan sus sistemas de certificación electrónica para productos fito y zoosanitarios.

En la actualidad, dicho mecanismo lo tenemos con China, siendo la carne de cerdo y uvas los primeros productos que se exportaron.
Se implementa un nuevo sistema de certificación electrónica (e-Cert) entre la Unión Económica Euroasiática (UEE) y Chile, con la finalidad de optimizar el flujo en las exportaciones de productos de porcinos, permitiendo a su vez, un mecanismo de control que incide en una comunicación directa entre las autoridades de ambos países, mejora estándares de calidad y seguridad para los procedimientos de exportación.

En la actualidad, dicho mecanismo lo tenemos con  China, siendo la carne de cerdo y uvas los primeros productos que se exportaron, posteriormente palta y nueces sin cascaras, convirtiéndose en uno de los principales países que recibe productos Chilenos.
Autoridades públicas de Chile, Carlos Furche y el Director Nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Ángel Sartori, toman la iniciativa de acordar con el Servicio Sanitario Ruso, una estrategia que optimice la exportación de carne de cerdo ajustándose a normativas sanitarias de la UEE y que favorezca el comercio en Chile. Dada esta iniciativa, nuestro país comienza a enviar sus certificaciones electrónicas, en el que se hace constar el buen estado sanitario mediante aplicación de BPA y BPM en la carne que exporta.

Agrosuper, convocó dicho lanzamiento junto a un encuentro de autoridades importantes de la zona y representantes de la Asociación Gremial de Productores de Cerdos, quienes dieron el visto bueno a la emisión de los certificados electrónicos siendo el primer producto que se comercializará de esta forma a Rusia. Paralelo a esto, el Servicio Sanitario Oficial Ruso (Rosselkhoznadzor) recibe conforme los certificados chilenos.

El ministro de Agricultura chileno, satisfecho por este avance, asegura la disminución de fraudes, rapidez mediante una plataforma digital de registros y un mecanismo mucho más moderno e incluso más económico disminuyendo costos de internación de productos. Se estima que a corto plazo se logre implementar en el sector pecuario y finalmente a todas nuestras exportaciones de alimentos. Furche, asegura que damos un gran paso a la modernización siguiendo una tendencia mundial de comercio. Chile no se queda atrás con la apertura de mercados, se pretende seguir aumentando su productividad, por eso, se estima ampliar el sistema eCert creciendo a otros mercados internacionales.

Por otra parte, Sartori, (SAG) ratifica las palabras de Furche, a su vez, explica lo atractivo que fue  Rusia para la implementación de eCert debido a la gran cantidad que se exporta, asegurando que existe absoluto acuerdo con autoridades euroasiáticas y que el visto bueno para la emisión fue muy riguroso entre entidades públicas y privadas.

El gerente comercial de Agrosuper también se suma a las palabras de las autoridades nacionales y afirma: “mejora  los procesos en los puertos de recepción”.
Ideas futuras son ampliar estos certificados electrónicos para la exportación de salmones debido a convenios entre SAG y Sernapesca idealmente a un corto plazo.
Aporte: Aylin Menares Toro.

martes, 28 de junio de 2016

Salmonella en brotes de alfalfa afecta a 12 estados de USA

Se generó un brote multiestatal por semillas de alfalfa
Entre el 26 de noviembre del 2015 y 7 de abril 2016  se reportaron 26 casos de personas infectadas con Salmonella, 25 de ellas con la cepa de Salmonella Muenchen y  una con Salmonella Kentucky. Los casos provenían de  12 estados de USA (Kansas, Maryland, Missouri, New Jersey, New York, North Carolina, North Dakota, Ohio, Oklahoma, Pennsylvania, Virginia y  Washington).
Las personas afectadas tienen entre 12 y 73 años de edad, de las cuales 8 fueron hospitalizadas y no se reportó  ninguna muerte. La investigación del brote mostró que la mayoría de ellas había consumido brotes de alfalfa  una semana antes de enfermarse en distintos restaurantes.
En febrero del 2016, se investigó a los restaurantes involucrados y se determinó que los brotes de alfalfa contaminados provenían de una granja llamada “Sweetwater”. Luego de esto la FDA y el Departamento de Agricultura de Kansas  recolectaron muestras de agua de riego y de brotes de alfalfa provenientes de la granja, en la que  se demostró la presencia de Salmonella cubana y Salmonella Kentucky.  Por este motivo el  19 de febrero de 2016, el Departamento de Salud y Medio Ambiente de Kansas emitió una advertencia a los consumidores para que no compraran los brotes de alfalfa producidos por la granja Sweetwater y la misma granja procedió a retirar del mercado los brotes que estaban a la venta.
Sin embrago, a pesar que la granja tomó  las acciones correspondientes, continuaron los reportes de casos de  personas infectadas con Salmonella Muenchen, las que también indicaron haber consumido brotes de alfalfa, por lo que se determinó que otras granjas también utilizaron el mismo lote de semillas contaminadas  que utilizó la granja  Sweetwater. La FDA por su parte reportó que el proveedor de semillas fue probablemente la fuente de contaminación de este brote y  contacto a los agricultores  que recibieron el lote de semillas y les solicitó devolver el producto.
El brote parece haber terminado finalmente y para prevenir la Salmonellosis  se recomendó a la 
población evitar el consumo de brotes crudos como  alfalfa, trébol, rábano y brotes de soja, en especial
mujeres embarazadas, niños, adultos mayores y personas con su sistema inmune comprometido.
 
Aporte: Yasna Vera Guerrero
Fuente: http://www.cdc.gov/salmonella/muenchen-02-16/index.html