miércoles, 21 de julio de 2010

Técnica molécular detecta el Anisakis spp. en cualquier producto pesquero

El nuevo método se puede aplicar al pescado fresco, congelado, en conserva o en forma de surimi

Investigadores del Área de Biología Molecular y Biotecnología de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (ANFACO-CECOPESCA), han desarrollado una técnica que permite detectar los anisákidos en cualquier producto pesquero. El nuevo sistema se basa en técnicas moleculares y supera las limitaciones de los procedimientos tradicionales.

Este método se caracteriza por su alta especificidad para los géneros Anisakis, Pseudoterranova, Contracaecum e Hysterothylacium y por una sensibilidad muy elevada, ya que permite la detección del parásito aunque se encuentre en cantidades muy bajas en el producto analizado. Es un método rápido y eficaz que, a diferencia de los procedimientos anteriores, puede aplicarse a cualquier producto pesquero sin tener en cuenta el grado de transformación al que se haya sometido. Los métodos usados hasta ahora para la detección de larvas de anisákidos eran el examen visual, la transiluminación y la digestión por jugo gástrico artificial. Los cuales no permiten analizar las especies muy grandes, ni aplicarse a productos procesados.

La presencia de larvas de anisákidos, que parasitan el tejido muscular y las vísceras, se ha descrito en numerosas especies de peces y cefalópodos. Los niveles de prevalencia de los anisákidos y los grados de parasitación son muy variables y dependen de factores como la especie de hospedador, la zona geográfica, la época del año y las características individuales de cada ejemplar considerado. El ser humano es sólo un huésped accidental que se interpone en el ciclo del parásito.

Aporte: Andrea Martín

Fuente: http://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/2010/07/15/194414.php

1 comentario:

Maria Gabriela dijo...

en Chile se a masificado el consumo de suchi que antees era mas bien privilego de las clases mas acomodadas, hoy esta al alcance de todos pero no existe la certeza que el pescado se almacene en condiciones adecuadas y por el periodo de congelación necesario para eliminar el Anisakis