lunes, 1 de junio de 2009

El peligroso Mercurio presente en el pescado

La gente que come especies depredadoras, en las que el mercurio tiene un efecto bioacumulativo, como pez espada, tiburón y atún, pueden estar más expuesta a dosis excesivas de metilmercurio.

La Asociación Americana del Corazón (AHA) recomienda aumentar el consumo de Omega 3 para todos aquellos que deseen mantener un corazón sano. Sin embargo, un trabajo publicado en New England Journal of Medicine alerta sobre el riesgo de consumir pescado por el exceso de mercurio.

De acuerdo a lo señalado por Michael Bender, co-autor del informe “Mercurio en pescado: un problema urgente para la salud mundial” y miembro del Zero Mercury Working Group, existen pescados que contienen cantidades de mercurio superiores a lo permitido (para impedir que dañen la salud de las personas), entre estas especies se encuentran el tiburón, el pez espada, los atunes y caballas.

“La contaminación por mercurio de peces y mariscos es una problema de salud pública mundial,” declara Michael Bender, el cual añade: “Nuestro estudio sobre los productos pesqueros analizados en todo el mundo demuestra que los niveles de exposición ampliamente aceptados en el ámbito internacional para el metilmercurio se superan, a menudo por un amplio margen, en cada país y zona analizada.”
La intoxicación por metilmercurio provoca el riesgo de efectos neurotóxicos en el desarrollo en los bebés gestados por mujeres que comen pescado con alto contenido en mercurio o grandes cantidades de pescado con contenido moderado.

Esto no quiere decir que se deje de comer pescado, sino que de una manera moderada, no en exceso, ya que este contiene Omega 3, ácidos grasos necesarios para proteger la salud cardiovascular. Pero en el caso de las embarazadas, donde una posible intoxicación por mercurio provocaría lesiones fetales es recomendable y se estimula que el suplemento en la alimentación con Omega 3 sea natural, de fuente vegetal, no en capsulas ni en pastillas sino en gotas y puro, para evitar los aditivos que neutralizan el efecto positivo de los ácidos grasos Omega 3.


FUENTE: http://medicosconsultores.com/despliegue.php?idnoticia=475&idseccion

APORTE: Daisy Rivera

1 comentario:

dany dijo...

Y qué opina el MINSAL al respecto?
Hay estudios chilenos?