jueves, 11 de junio de 2009

Dioxinas en la cadena alimentaria: problemas vinculados a la lactancia materna

Investigaciones sugieren que la exposición a las dioxinas durante el embarazo podría explicar problemas para la lactancia materna o baja producción de leche.

Un estudio de la Universidad de Rochester Medical Center (URMC), en los Estados Unidos, ha encontrado que el contacto con las dioxinas produce un daño celular en tejido mamario, el cual evoluciona rápidamente en el embarazo. Esta investigación podría ayudar a resolver un problema que afecta a entre tres y seis millones de mujeres en todo el mundo.

Papel de los contaminantes ambientales

La mayoría de las personas están expuestas a las dioxinas a través de la dieta. La mayoría de las dioxinas se generan por la incineración de desechos municipales y médicos - en especial algunos tipos de plástico, estos entran a la cadena alimentaria cuando las emisiones van a la atmósfera y llegan a cultivos alimentarios y pastizales donde pasta el ganado. La mayor parte de las dioxinas se consume a través del consumo de carne, productos lácteos y mariscos, depositándose en los tejidos grasos por lo que "la eliminación natural ocurre muy lentamente".

Nuevos hallazgos

En 2004, estudios realizados en el laboratorio evidenciaron que las dioxinas obstaculizan el normal desarrollo de las glándulas mamarias durante el embarazo.

Hallazgos toxicológicos en Ciencias de esta semana demostraron que las dioxinas "tienen un efecto sobre el tejido mamario provocando finalización del ciclo natural de proliferación de las células mamarias en etapas tempranas como a los seis días de embarazo, y a mediados de embarazo" (estudio realizado en ratones).

Muestras de tejido tomadas desde tejido mamario de ratones mostraron una disminución del 50 por ciento de nuevas células epiteliales. Esto es significativo, ya que las glándulas mamarias tienen una elevada tasa de proliferación celular, especialmente durante la primera a mediados del embarazo, cuando más rápido se produce el desarrollo. Los investigadores también encontraron que la dioxina provoca otros problemas en la mama tales como alteración en la inducción de genes productores de leche.

Los resultados de este estudio realizado mostraron que una exposición temprana y la determinación de la fecha de exposición a las dioxinas puede dar tiempo para recuperar las células. Sin embargo, la fecha de la exposición, importante para fines de investigación, es "irrelevante para seres humanos, ya que no es posible controlar la exposición a las dioxinas".

Fuente: Rory Harrington, 10-Jun-2009. http://www.foodproductiondaily.com/
Aporte: Francisca Castro

1 comentario:

LEIDY PATRICIA dijo...

Un estudio que de momento, puede carecer de relevancia en el contexto humano, teniendo en cuenta que como según lo menciona el propio artículo, no es posible de controlar con exactitud la fecha de exposición a las dioxinas.